Select Page

Aníbal Fernández cierra filas con el peronismo

Aníbal Fernández cierra filas con el peronismo

Con un vínculo renovado con la Presidenta, apela a levantar su rol institucional y a reforzar su relación con los intendentes.

 

Después de varios altibajos en el pasado en su relación con Cristina Kirchner, Aníbal Fernández logró consolidar su vínculo con la Presidenta, que para levantar su campaña le da cada día mayor poder para relanzar su carrera a la gobernación bonaerense con un alto perfil institucional.

El jefe de Gabinete apuesta a dos ejes centrales para esta primera etapa postelecciones primarias: mostrarse en un rol destacado desde su cargo en la Casa Rosada, desde el que concentrará inauguraciones de obras del gobierno nacional en reemplazo de la Presidenta, y cerrar filas con los intendentes de la provincia que aspira a gobernar en su cacería de lo que llama el votante peronista desencantado.

Pasadas dos semanas de las elecciones, Aníbal apeló a los contactos con los intendentes para achicar las grietas que abrió la interna, en la que la mayoría de los jefes comunales se volcó casi masivamente por Julián Domínguez. En su agenda para esta semana, el jefe de Gabinete se puso como prioridad concentrar sus reuniones con aquellos derrotados de las primarias para evitar que se le escape el voto de aquellos que aún están en funciones, como Darío Giustozzi, intendente de Almirante Brown, el primero que abrió los encuentros que emprendió el funcionario con los heridos, y que seguirá con Raúl Othacehé, de Merlo, y Mariano West, de Moreno, los tres, vencidos la noche del 9 de agosto.

Más allá de los actos políticos, la prioridad de Aníbal Fernández es sumar a la mayor cantidad de jefes territoriales para evitar que le jueguen en contra en las elecciones de octubre tras el desgaste de la interna oficialista en territorio bonaerense. Teme que ese votante peronista se fugue hacia Felipe Solá, el candidato a gobernador que lleva Sergio Massa.

En el comando de campaña de Daniel Scioli, también mueven sus fichas para evitar que Aníbal le reste votos a la fórmula que integra con Carlos Zannini y sumaron a la campaña a Domínguez. “Está todo acordado”, aclaran desde las oficinas de Fernández para minimizar que los actos compartidos entre el candidato presidencial y el presidente de la Cámara de Diputados fueran un mensaje en contra del jefe de Gabinete.

El resultado de las elecciones en la provincia de Buenos Aires se convirtió en un dolor de cabeza para el oficialismo, que entre sus dos postulantes apenas arañó el 40 por ciento de los votos, una marca por debajo de la esperada.

Incluso, entre los cálculos oficiales tras las primarias, la preocupación pasó a ser el nivel de ausentismo en territorio bonaerense, un 8,15 por ciento más bajo que en las elecciones presidenciales de 2007. Según el análisis oficial, representa más de un millón de votos que quedaron por fuera de la movilización de las estructuras partidarias y que podrían volcar los resultados el 25 de octubre. Es un electorado no identificado, una incógnita frente al escenario por venir.

Por ahora, el plan de acción de Aníbal Fernández incluirá reuniones con los intendentes de la provincia para fidelizar el voto. El jueves pasado compartió con Scioli un encuentro con los integrantes de la agrupación Los Oktubres en las oficinas del gobernador en el Banco Provincia, que intercalará con actos desde su rol institucional.

Gracias al juego político que le da Cristina, el jefe de Gabinete asumirá mayores funciones en su reemplazo y el miércoles próximo será el enviado de la Presidenta a la reunión anual del Consejo de las Américas, en el hotel Alvear, donde disertará ante los más importantes empresarios del país.

Como anticipo, Aníbal ya reemplazó a la Presidenta en el acto oficial por el 17 de agosto, que el Gobierno organizó en Tecnópolis y que lo tuvo como el orador principal, un rol que podría haber asumido el vicepresidente Amado Boudou, corrido absolutamente de la escena política.

Incluso, el viernes estuvo en Campana y en Morón, inaugurando escuelas construidas con fondos nacionales en la provincia de Buenos Aires. En el Gobierno reconocen que son más las obras emprendidas por la Casa Rosada que por la gobernación bonaerense, que sólo cuenta como anzuelo para esta segunda etapa de campaña con la puesta en marcha de las policías locales o las Unidades de Pronta Atención, las llamadas UPA, para apuntalar la gestión bonaerense. Aníbal, junto con el secretario general de la Presidencia y candidato a diputado, Eduardo “Wado” de Pedro, será el protagonista de los actos con anuncios oficiales a los que Cristina, por falta de tiempo, no irá. A todos invitará a Scioli.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 17 =

Siguenos en Twitter


Cotización de Hoy

Nuestra Página en Facebook!

Estamos en Google Plus

Calendario económico en tiempo real

Encuestas

¿Cómo es nuestro sitio?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

Archivo, Despliega Para elegir el Mes

Formulario de Contacto

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

Comparte esta Publicación

Compártela con tus amigos!