Polarización electoral: Scioli y Macri ahora apuestan a ganar en primera vuelta

Polarización electoral: Scioli y Macri ahora apuestan a ganar en primera vuelta

Desde ambos sectores aceleran y creen que las PASO podrían ser como una primera vuelta anticipada. Trabajan para ganar en las generales del 25 de octubre. Los encuestadores dicen que no sale de ellos el ganador.

 

Mauricio Macri suele recordar esta frase entre sus íntimos cuando alguno le pregunta por los vaivenes de su relación con la Presidenta. Se la dijo Cristina Fernández de Kirchner apenas él ganó el balotaje que le aseguró la reelección en la Ciudad con más del 64 por ciento de los votos. La Presidenta llamó para felicitarlo. Raro: ella, que no se caracteriza por el buen trato con los opositores, había levantado el teléfono para saludarlo y le había dedicado aquella frase, que el jefe de Gobierno tomó como una declaración de principios. Dos meses más tarde, Cristina también obtuvo la reelección por un margen altísimo. Entonces fue Macri el que pidió una comunicación con la Casa Rosada. Pero, en rigor, el gesto que usufructuó la Presidenta se había producido antes: después de aquel contundente triunfo en Capital, Macri desapareció del escenario político y no apoyó a ninguna candidato opositor. Cristina y Macri siempre se eligieron como adversarios.

El conductor del PRO cree que la metamorfosis cristinista de Scioli abarca también esa elección. Pero con dos grandes diferencias. Este año, al fin, él competirá por la presidencia y la gran mayoría de las encuestas que circulan por los búnkeres políticos hablan de una polarización entre él y Scioli, una situación que en el PRO también definen como una polarización entre “Mauricio y la Presidenta”. Esa polarización podría agudizarse, según los propios encuestadores. “Ya hay un 75% del electorado volcado a esas opciones”, dice Analía del Franco, de la consultora Analogías. “Las tendencias se profundizaron”, opina Federico Aurelio, de Aresco. “Es Scioli o es Macri”, sintetiza Fabián Perechodnik, de Poliarquia.

El nuevo escenario –ya con fórmulas puras bien definidas en el FPV y el PRO y sin Florencio Randazzo en la cancha– podría reformular el concepto de las PASO, que originalmente fueron pensadas para elegir los candidatos de cada espacio político. Es decir, las primarias podrían convertirse en una virtual elección general anticipada. La novedad aceleró los tiempos en el sciolismo y el macrismo y ahora, desde ambos sectores, trabajan para ganar en primera vuelta. El balotaje se evitaría si cualquiera araña los 40 puntos y le saca una diferencia mayor a 10 al segundo o si, directamente, uno acumula más del 45 % de los votos.

En el sciolismo, tras el cierre con Carlos Zannini como vice, se viven momentos de intensidad. Scioli tuvo que salir a pedir humildad, incluso públicamente, por el aire de euforia que rodea a algunos de los integrantes de su fuerza. Pero aun así, en La Plata apuntan a evitar el balotaje. “Estamos al borde de los 40 puntos y vamos a seguir creciendo para ganar en la primera ronda”, afirmaba uno de sus colaboradores principales, el miércoles, en la Gobernación. En esos despachos circulaba una encuesta de Aresco que le otorgaba 39,5% a Scioli y 32,5% a Macri. Sergio Massa –el gran perjudicado por la polarización– quedaba con el 15,5%.

En el macrismo no hay euforia pero sí satisfacción. “Estamos pensando en las PASO pero ya nos preparamos para la primera vuelta como si fuera la segunda. Queremos llegar al 45% de los votos y consagrar a Mauricio presidente”, sostiene Humberto Schiavoni, uno de los arquitectos del PRO en las provincias. En el búnker amarillo circulan encuestas que hablan de un empate técnico.

Aunque eso no es lo que más importa en el mundo Macri. Hay un dato que administran Jaime Durán Barba, Marcos Peña y Miguel de Godoy que interesa más: es el que establece que existe “un 52 % gente que dice que podría votar a Scioli” contra “un 55% que dice que podría votar a Macri”. La tesis es que a Scioli le bajó el techo electoral tras anunciar a Zannini como vice. Lógico: en el sciolismo opinan lo contrario. Dicen: “La fórmula dio certeza, previsibilidad y garantía de gobernabilidad. Macri lo sufre”.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − Diez =

Siguenos en Twitter


Cotización de Hoy

Nuestra Página en Facebook!

Estamos en Google Plus

Calendario económico en tiempo real

Encuestas

¿Cómo es nuestro sitio?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

Archivo, Despliega Para elegir el Mes

Formulario de Contacto

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

Comparte esta Publicación

Compártela con tus amigos!